Vivir pintados

Por Raúl López Rossi

¿Nunca tuviste la fantasía de vivir adentro de un cuadro? ¿De formar parte de los sueños de tus artistas favoritos? ¿De, como quien no quiere la cosa, transportarte a una época o a un lugar en el que nunca imaginaste estar? Aunque cueste creerlo, ahora es posible. O casi.

Dalí como nunca antes

El Atelier des Lumières es un espacio inmersivo, inaugurado en París en 2018, donde no te podés quedar a vivir (infelizmente), pero en el que podés pasar un largo rato dentro de algunas de las obras más famosas del arte universal.

El concepto “arte inmersivo” fue creado por la Fundación Culturespaces y su desarrollo ocupa una antigua fundición del siglo XIX, totalmente reciclada para esta propuesta…

Un espacio mágico en el que literalmente pasás a formar parte de las obras, envuelto por proyecciones que cubren pisos de 1.500 m2 y paredes de más de 10 metros de alto.

Aunque se llame Atelier, el lugar tiene poco de bohemio y mucho de tecnología state-of-the-art: 140 proyectores de alta definición son los encargados de disparar las más de 3.000 imágenes que componen cada muestra, mientras una envolvente banda sonora va completando la experiencia que es altamente sensorial.

El beso más famoso… entre otras bellezas

La inmersión inaugural fue dedicada al genial Gustav Klimt y allí los visitantes pudieron ver, entre muchas otras obras, el emblemático Beso como nunca antes lo habían visto. Y sentido.

El siguiente invitado fue el vienés Friedensreich Hundertwasser y el siguiente, el holandés más famoso (no solo por su oreja): Vincent Van Gogh.

Es prácticamente imposible que la muestra dedicada a este último haya podido incluir los 900 cuadros y 1.600 dibujos que el artista produjo en su vida (don Vicente era imparable)… pero, por lo que vimos, lo esencial estaba allí. Sus colores impactantes, sus pinceladas bruscas… hasta las famosas cartas que intercambió con su hermano Theo.

Lamentablemente la pandemia obligó al Atelier a cerrar sus puertas por un largo tiempo, pero a no desesperar: si el mundo vuelve a cierta (nueva o no tan nueva) normalidad, volverá a deslumbrar a partir del mes de mayo.

Lo que viene promete ser espectacular: Dalí, el enigma sin fin. Y Gaudí, el arquitecto de la imaginación. Dos exposiciones que, según su catálogo, prometen “explorar universos ilimitados y llevarte al corazón del arte”. La frase no es muy original, pero tratándose de quienes se trata, es posible que sea cierta.

Dalí en una dimensión desconocida
Surrealismo 360
Gaudí deconstruido
La Sagrada Tecnología

Por ahora espiemos algunas de sus imágenes y disfrutemos de un video que, si resulta impresionante en la pantalla, no podemos imaginar lo que puede llegar a ser en el lugar.

Si tuviste la suerte de visitar el Atelier en vivo, no dejes de escribirnos a hola@amantesdelobueno.com y contarnos tu experiencia.