Fotos felices

Por ADLB

Nunca había visto esa foto. O si la había visto no la recordaba en absoluto. A partir de cierta edad, la memoria se vuelve bastante chistosa…

Revolution

Eran John, Paul, George y Ringo (creo que no hace falta aclarar los apellidos), en un cuarto de hotel, en medio de una furiosa guerra de almohadas: cuatro veinteañeros desatados, comportándose como cuatro veinteañeros desatados.

La imagen, en radiante blanco y negro, era tan fresca y transmitía tanta felicidad que se me dio por googlearla… y allí me di cuenta que no había hecho ningún hallazgo.

A hard´s day night

La foto formaba parte de una extensa producción que el fotógrafo escocés Harry James Benson había registrado en 1964, durante el primer viaje que Los Beatles hicieron a Estados Unidos.

Aquel viaje marcó la consagración mundial del grupo y permitió obtener unas imágenes tan notables que fueron a parar a un libro antológico: The Beatles on the road (1964-1966), editado por Taschen en 2012.

All together now

El libro incluye sus presentaciones en París, su debut en Estados Unidos y hasta la luna de miel de George Harrison en Barbados. Sin embargo, lo más notable, más allá del contenido, es la alegría, vitalidad y hasta cierta inocencia que esas fotos irradian.

Evidentemente era una muy buena época para los Fab Four, ya muy famosos pero todavía no tanto como para estar abrumados por su celebridad, y eso se notaba.

Estaban explotando como el fenómeno musical universal que luego serían, pero todavía mantenían algo de aquellos muchachos que habían salido de Liverpool sin saber muy bien qué les esperaba.

Help!

Como dijo la periodista Maureen Cleave en The Daily Telegraph: “es difícil creer la velocidad con la que se hicieron famosos. A principios de 1963 eran los mimados de Merseyside (el condado cuya capital es Liverpool). Para octubre eran conocidos en todo Inglaterra. Y un año más tarde, poco después de su presentación en los Estados Unidos, eran probablemente las personas más famosas del mundo angloparlante”.

Tal vez por eso Benson señala en su libro: “estas fotos transmiten un período realmente feliz para ellos y para mí. Una época en la que todo se reducía a la música… Solo a la música”.

It´s all too much!

Exactamente después de estas fotos, y debido al escándalo en que se transformaban sus presentaciones en vivo que prácticamente no dejaban escuchar lo que tocaban, decidieron no hacer más actuaciones en escenarios. Y empezaron a ascender al Olimpo. El mérito de Benson fue captarlos justo en el primer escalón.

La historia que vino después es enorme y conocida… pero las imágenes que sucedieron ya no tenían ese candor que Harry pudo rescatar tan nítidamente.

Let it be

Seguí googleando al hombre, que ahora tiene 91 años y vive entre New York y Palm Beach, y ahí me enteré que no solo fue fotógrafo de Los Beatles. Fotografió a cuanta celebridad se les ocurra: Clinton, Brad Pitt, Ray Charles, Andy Warhol, Woody Allen, Michael Jackson…

Algún día veremos esas fotos. Por ahora les dejo una “degustación” del libro en cuestión.

Por lo que leí, la edición de coleccionista solo tiene 1.964 ejemplares que se cotizan a 1.500 dólares cada uno… pero no se estresen ni corran a comprarlos: están completamente agotados.

When I´m 64